Skip to Content

Mapas Inteligentes permitieron guiar la búsqueda y el rescate de los niños y el entrenador del equipo de fútbol "los Jabalíes Salvajes de Tailandia"

 

Todo lo que comenzó con un entretenido paseo terminó con el equipo deportivo juvenil local atrapado en el sistema montañoso de Mae Sai en Tailandia; para su rescate se utilizaron mapas 3D que permitieron recopilar datos, comunicarse, guiar los planes de búsqueda, crear estrategias y efectuar el rescate desde la Cueva de Tham Luang.

Generalmente la mayoría de las misiones de búsqueda y rescate comienzan con un mapa para guiar las operaciones y coordinar recursos, suministros y personal. Para la operación de rescate en Tailandia los mapas fueron creados en un sistema de información geográfica (GIS), por lo cual los expertos confiaron en estos mapas para correlacionar el mundo subterráneo con la superficie terrestre.

 

 

 

En esta ocasión los profesionales de Esri Tailandia aportaron utilizando la plataforma geográfica ArcGIS de Esri para generar mapas en 3D de la cueva, usando datos de expediciones anteriores, información que contenía varios detalles de la caverna y que complementaron con la información actual, esto permitió generar un mapa inteligente, lo que facilitó el análisis y una mejor toma de decisiones para ejecutar la operación de búsqueda y rescate de forma más precisa.

 

 

-          Estudiaron las dimensiones y características de la cueva.

-          Se utilizaron mapas para mostrar los resultados de las técnicas de resistividad eléctrica del terreno, lo que permitió interpretar los datos para encontrar la ubicación de corrientes de agua tanto a nivel de la superficie como subterráneas, creando mapas tridimensionales (3D) de ello.

-          Se realizó un recorrido del sendero por las laderas, tomando nota de la dirección y el volumen del flujo de las aguas, incorporando estos datos en el mapa.

-          Consultaron los datos y análisis basados en GIS para revisar y modelar las opciones de posible desviación de las aguas.

-          Los cálculos basados en estos mapas revelaron que los niveles de oxígeno en la caverna no mantendrían a los niños por tanto tiempo con vida.

-          A medida que la misión pasó de la búsqueda al rescate, los profesionales GIS recolectaron las lecturas de los sensores en los niveles de agua y oxígeno en la entrada de la cueva a 300 metros y a 1.500 metros. Las actualizaciones de mapas por hora mostraron la profundidad actual del agua y la calidad del aire, alertando a los rescatistas de las condiciones cambiantes. El equipo de mapeo también monitoreó las transmisiones del radar meteorológico para pronosticar y comprender el volumen y el impacto de las lluvias.

 

 

 

Estos mapas inteligentes con actualización en tiempo real, permitieron compartir de forma colaborativa información, generar análisis, relacionar diversos tipos de variables y extraer datos de distintas fuentes, centralizando todos los antecedentes en un solo lugar para de esta forma optimizar e implementar los recursos de forma rápida y efectiva, entregando un conocimiento más exacto de la zona y de la cueva, a su vez permitió realizar algunas predicciones de acuerdo al comportamiento de determinados factores como el clima, el curso de las aguas, el tipo de terreno y responder varias consultas estratégicas para las labores y gestión de la emergencia.