Skip to Content

De lugar en lugar a sentido de un lugar


El transporte en un mundo pospandémico

¿Qué aprendemos sobre el transporte, sobre el movimiento en sí mismo, cuando dejamos de movernos?

Con los continuos cierres globales impulsados por la pandemia, nuestra economía, nuestra sociedad y nuestras vidas se han detenido casi por completo. Hay pocos viajes en avión o en tren, si es que hay alguno, y los viajes en coche se han reducido drásticamente. Industrias enteras se tambalean. El comercio mundial está bajo una severa presión. Se espera que el turismo pierda 1,2 billones de dólares. Acabamos de... detenernos. Para una criatura acostumbrada al movimiento frecuente, es un enorme desafío psíquico y económico. 

 

Woman wearing a backpack waiting at a train station

 

¿Hay alguna ventaja? Un cambio de mentalidad, una conciencia geoespacial emergente, estaba en marcha mucho antes del virus. Ha sido impulsado tanto por el ambientalismo como por la nueva tecnología, conocida colectivamente como inteligencia Geográfica, que nos ha permitido literalmente ver y medir el mundo de formas radicalmente nuevas. Esto nos está ayudando a desarrollar un nuevo sentido de lugar, y eso está, inevitablemente, transformando nuestra comprensión y experiencia de la movilidad y nuestra gestión del transporte, ya sea de mercancías, materiales o de nosotros mismos. 

En otras palabras, estamos aprendiendo algo sobre los viajes y los destinos. Entonces, ¿qué sucede con el transporte cuando vemos el mundo a través de esta nueva lente?

 

Map showing how transportation systems connect in a region
 
  • Experimentamos un mundo sin intervalos de inactividad no deseados. Gracias a la inteligencia Geográfica combinada con la tecnología de realidad virtual, los pasajeros de Swiss Rail pueden apuntar con sus teléfonos inteligentes a una estatua y -utilizando una aplicación de realidad aumentada que integra la inteligencia artificial (IA) con datos de posicionamiento global- obtener una lección de historia sobre la ciudad y por qué y cuándo se construyó ese monumento. Su viaje ya no es simplemente una brecha entre su punto de partida y su destino. Tu viaje es ahora un flujo continuo de lugares significativos. 
  • Los vehículos autónomos (AV) llevan esto un paso más allá. Incluso en los coches, dejamos de ser los agentes del movimiento, dejamos de tener que mantener los ojos en la carretera. Nos convertiremos en pasajeros y observadores. Se entiende que los AV salvarán vidas, así como tiempo y dinero, permitiendo compartir vehículos y reduciendo el número de coches en la carretera y las emisiones de carbono. Los AV también impactarán la atención humana de manera impredecible.
  • Las carreteras son tan inteligentes como los coches que circulan por ellas. En Nueva Zelanda, la Agencia de Transporte de Nueva Zelanda utilizó el análisis geoespacial para identificar las carreteras de alto riesgo y priorizar los proyectos de seguridad, basándose en un proceso de ingeniería vial predictivo que incluye modelos de comportamiento del conductor para la aceleración en carreteras rectas y la desaceleración en las curvas. 
  • Diferentes vehículos son absorbidos por sistemas de tránsito holístico. La Startup ioki, propiedad de la Deutsche Bahn, está utilizando la inteligencia Geográfica para visualizar los servicios para los pasajeros. Cuando llegan a la estación, pueden tomar una decisión rápida sobre si tomar un taxi, alquilar una bicicleta o un scooter, compartir un viaje o simplemente caminar. 
  • Los puertos se convierten en centros tecnológicos. Erwin Rademaker-gerente de programa del Puerto de Rotterdam, el centro marino más grande, más concurrido y más inteligente de Europa-dice: "Nuestra infraestructura tendrá que comunicarse con barcos y camiones autónomos. Incluso el inspector del puerto del futuro será un sensor. A través de un gemelo digital, estamos literalmente transformando el puerto físico en un puerto digital". 
  • Algunas infraestructuras se construyen, otras se reutilizan. El geodiseño, donde la inteligencia Geográfica, la arquitectura de paisaje, la arquitectura de edificios, la ingeniería y la construcción se unen, está evolucionando. Los sistemas geoespaciales se están integrando con el diseño asistido por ordenador (CAD), el modelado de información de edificios (BIM), y la visualización 3D en gemelos digitales, para diseñar estructuras inteligentes, conscientes del contexto, que vivan en armonía con sus entornos geográficos. El Canal & River Trust del Reino Unido está volviendo a utilizar los obsoletos canales del país como una red de instalaciones recreativas.
  • La ciudad es reubicada y reimaginada. Durante el siglo pasado, se modernizó una ciudad principalmente acomodando automóviles. Hoy en día, las bicicletas tienen el derecho de paso en países como Dinamarca y los Países Bajos. Estas y muchas otras sociedades están devolviendo la vida a la ciudad y los negocios al centro. En el proceso, están reubicando sus comunidades, devolviendo las megalópolis a escala humana.
Busy highway with some cars highlighted, showing the distance between them

 

En el mundo imaginado por Yi-Fu Tuan, el padre de la geografía humanista, el lugar se opone al espacio: lo íntimo contra lo distante, lo enraizado contra lo expansivo. El espacio es el universo vacío, lo no marcado, lo desconocido. El lugar, en contraste, es creado por la mente humana, por los procesos sociales de imaginar, comprender, planificar y concebir. Así que tal vez el problema no sea lo que aprendemos sobre el movimiento cuando dejamos de movernos. Tal vez es lo que aprendemos sobre el lugar cuando cada lugar, incluyendo aquellos por los que nos movemos, se infunde con significado y valor. 

Por Ian Koeppel, geógrafo cultural y experto internacional en la industria del transporte con sede en Francia para Esri.

Enviar un mensaje

Recibe una respuesta por correo electrónico.

comienza tu mensaje

Llámanos

Habla con un representante de Esri Chile.

+56 224819000 Chile