Skip to Content

Infraestructura Dinámica


Una conversación con el mundo

Cuando la mayoría de nosotros oye la palabra infraestructura, probablemente pensamos en algo fijo (estructura), permanente, fuera de la vista (infra), mecánico. Podemos imaginar tuberías, túneles, vías de tren, puentes, carreteras, líneas eléctricas, pavimento y posiblemente fábricas, almacenes, puertos, aeropuertos y estaciones de tren. Sabemos que el mundo no puede funcionar sin infraestructura. Y probablemente hemos oído que es vieja y está en mal estado. Sabemos que arreglarlo será caro, y creemos que este trabajo implica principalmente la reconstrucción. 

Eso es lo que se nos ocurre a la mayoría de nosotros cuando escuchamos la palabra "infraestructura" - y suena aburrido. También es mayormente errónea.

 

Woman worker checking information on a laptop while checking a large electrical tower

 

La verdad es que la infraestructura no es fija; es dinámica, incluso emergente. Cada uno de los ejemplos mencionados anteriormente es impactado, de hecho, cambiado por las múltiples corrientes que fluyen a través de ella en tiempo real, desde el tráfico al comercio, al agua y a los datos. Incluso las tuberías y vigas de la Era Industrial están ahora infundidas de sensores e inteligencia. Y todos los sistemas, incluso los subterráneos, pueden hacerse visibles al público a través del uso de la tecnología del sistema de información geográfica (GIS). 

La sabiduría convencional acierta en una cosa: la mayoría de la infraestructura necesita urgentemente ser mejorada. Debemos reparar lo que se está desmoronando y garantizar su seguridad. Y también debemos proteger de los ciberataques las redes digitales del mundo de las que depende la infraestructura crítica. Además, una cantidad masiva de nuevas construcciones en las próximas décadas será impulsada por la marcha en curso de la urbanización, el transporte y el cambio climático. 

La buena noticia es que la reparación, la seguridad y las nuevas construcciones pueden ser mucho menos costosas y mucho más transformadoras de lo que nadie entendía hace tan sólo una década. La infusión de tecnología inteligente y el surgimiento de la inteligencia geográfica, junto con una mentalidad geoespacial, hacen posible la integración de la conciencia del contexto en todos los sistemas, enraizándolos en un sentido renovado del lugar.

 

Map showing a digital version of an electrical grid infrastructure

 

¿Qué revela la inteligencia geográfica sobre el futuro de la infraestructura? 

Nos dice que la infraestructura inteligente ahora está centrada en los datos y es dinámica. 

Las telecomunicaciones están invirtiendo en redes para apoyar el transporte autónomo y gestionar miles de millones de dispositivos conectados a la Internet de las Cosas, todos ellos generando datos que pueden ser convertidos en información. De hecho, el despliegue de las 5G requiere una importante densificación celular de la red. Y los aeropuertos se están transformando a través de la inteligencia geográfica. Por ejemplo, la aplicación del aeropuerto de Dublín muestra la ubicación actual de los visitantes y hace un mapa de su ruta. El sistema incluso captura casos de aves que golpean los aviones y dicta la instalación de cometas de halcón, o señuelos, diseñados para ahuyentar a las aves. 

La infraestructura inteligente es interdependiente y está basada en la localización. 

A medida que evolucionamos de las redes inteligentes a la infraestructura inteligente a la ciudad inteligente, los planificadores y diseñadores urbanos están construyendo no múltiples sistemas de infraestructura, sino una única y emergente meta-infraestructura, incluyendo el transporte, el agua, el alcantarillado y la electricidad. Por ejemplo, el modelo de red subyacente que hace funcionar un servicio público nos permite transferir entre electricidad, telecomunicaciones, agua y gas. Si hay un corte de energía, el modelo de datos único puede atravesar todo el camino desde la generación hasta el cliente, pero también puede funcionar a través de todos estos dominios. 

La infraestructura inteligente es pública, transparente y cada vez más democrática. 

Tanto en el gobierno como en las empresas, ya no hay un back office. Los administradores de la infraestructura necesitan entender el análisis social de sus sistemas a medida que las empresas de servicios públicos atraviesan un cambio de paradigma hacia un modelo más centrado en el cliente, basado en datos ricos sobre dónde está la demanda y dónde estará en el futuro. La industria de las telecomunicaciones, por ejemplo, solía gestionar los activos de la misma manera que se gestionaba una red de electricidad, gas o agua. Hoy en día, es una empresa de servicios digitales, fuertemente centrada en la participación del cliente. 

Finalmente, toda la infraestructura será una infraestructura ecológica. 

Los objetivos de descarbonización a nivel de país, estado y ciudad requieren una electrificación masiva de los vehículos. Requieren granjas solares y molinos de viento. ¿Dónde están los lugares adecuados para colocarlos, teniendo en cuenta las consideraciones del espacio aéreo, la pendiente del terreno, la velocidad del viento, las llanuras aluviales, la proximidad a las líneas eléctricas, la composición del suelo y los contratiempos de la infraestructura existente? ¿Cómo se puede mejorar una central eléctrica con alternativas renovables? 

 

A field covered in solar panels

 

Así que tal vez necesitamos cambiar nuestras metáforas. Cuando alguien dice la palabra infraestructura, ¿qué pasaría si pudiéramos pensar en ella no como un hardware sino como el cuerpo vivo del mundo, sus sistemas esquelético, nervioso, circulatorio, digestivo, respiratorio e inmunológico? ¿Y si pudiéramos entender y manejar esos sistemas orgánicos como un todo, reunidos en un espacio común? ¿Y si la inteligencia geográfica -un nuevo sentido de lugar medible- nos permitiera escuchar el diálogo continuo entre los sistemas que construimos y los sistemas de la naturaleza?

Ahora, eso no sería una conversación aburrida. 

Por Matt Piper,  ingeniero eléctrico y líder de pensamiento en las industrias de servicios e infraestructura para Esri.

Enviar un mensaje

Recibe una respuesta por correo electrónico.

comienza tu mensaje

Llámanos

Habla con un representante de Esri Chile.

+56 224819000 Chile